Blog Teleorientación UGR Centro de Promoción de Empleo y Prácticas, Vicerrectorado de Estudiantes. Universidad de Granada

22ago/170

Cómo saber si estás en el trabajo correcto

Para muchas personas el trabajo es algo que tienen que hacer, no algo que quieren hacer. Hay gran número de encuestas que indican que muchas personas estarían más contentas en otro tipo de trabajo. Lograr tus metas no es tarea sencilla, pero te enseñamos ciertos pasos que te ayudarán con esto.

Cuando el trabajo es un placer, la vida es un disfrute. Cuando el trabajo es un deber, la vida es esclavizante” Maxim Gorky.

¿Serán verdad estas palabras?, hoy te queremos ayudar a que evalúes si tu trabajo en verdad te apasiona o solo lo haces para sobrevivir.

Te falta inspiración y estás aburrido.

Según Gananci, estas son unas de las razones para renunciar a tu empleo. ¿Recuerdas cuando comenzaste a trabajar en ese lugar? ¿Sentías pasión y emoción cada mañana? Aunque esa no fuera tu situación, tomar este trabajo en particular parecía ser una buena decisión debido a la paga, ubicación u oportunidad para avanzar. Ahora te estás presentando todas las mañanas aburrido, derrotado y sin esperanzas.

Conozco el sentimiento y he visto a varias personas pasar por esto. Considera si quieres seguir aguantando esto durante ocho horas (o más) de lunes a viernes.

No encajas.

Tal vez tienes un gran trabajo en el que ganas mucho dinero. Tal vez toleras a la mayoría de tus compañeros, pero sientes que no encajas. Algunas veces no hay nada de malo con el trabajo, sino que la empresa o el jefe no concuerdan con tus valores, ética o personalidad.

Estás es una situación difícil porque otro trabajo tal vez no sea tan diferente. Piensa qué pasaría si te acercaras a tu superior y tratarás de encontrar una mejor forma de encajar. Si ésa no es una opción o no puedes irte a otro departamento, puede ser momento de que te vayas de ahí.

Tienes lo que te mereces.

Normalmente cada uno tiene lo que merece en esta vida. Salvo desgracias o imprevistos, una cosa es cierta, tu situación actual es la consecuencia de tus decisiones pasadas. Si te hubieses enfocado al éxito, tendrías éxito, si te enfocas al fracaso, tendrás fracaso. Cambia tu actitud.

La pasión es el resultado de la excelencia.

Cuando sobresales o destacas en algo, es porque te gusta hacerlo. El mejor ejemplo de esto son los deportistas de élite. Nadie te va a ofrecer el trabajo de tus sueños si no eres realmente bueno en ello. Así que debes buscar ese talento innato que tienes para ciertas cosas, y explotarlo lo máximo posible para propiciar las oportunidades necesarias y así conseguir el trabajo de tus sueños.

No renuncies de inmediato.

Ten cuidado de permitir que tus sentimientos negativos afloren mientras estás en el trabajo. ¿Por qué? A pesar de que no estás satisfecho y puedes renunciar, lo deseable es que sea tu decisión, no de la empresa. Sé profesional y sigue adelante con tus responsabilidades. Si te despiden será mucho más difícil encontrar tu próxima oportunidad, recuerda que la hierba no es siempre más verde del otro lado de la cerca, y las nuevas pasturas no son siempre lo que uno pensaba que serían.

Cambie de trabajo sin cambiar de empresa.

Si estás contento con tu empleador, pero no con su función específica o jefe, considerar cambiar de trabajo dentro de la organización, o cambiar tu posición actual para que se adapte mejor a tus necesidades y/o metas.

Los grandes avances son raros.

Es un largo camino desde donde te encuentras hasta donde deseas llegar, sé paciente y concéntrate en tu visión avanzando gradualmente. Un cambio repentino a veces funciona, pero lo importante es que el cambio sea permanente. Acomodando las bases apropiadas, será más fácil entrar en tu nueva vida cómodamente sin el riesgo de que el contraste se convierta en un shock.

No están aprovechando tus habilidades.

Si siguen promoviendo a otras personas menos a ti, tal vez alguien de arriba no se ha dado cuenta de lo talentoso/a que eres. En lugar de desperdiciar tu potencial en ese lugar, cámbiate a otro en donde tu trabajo sea valorado y respetado.

Comienza a aprovechar tu tiempo para construir más opciones.

Se dice que el empleo es una solución de corto plazo para un problema de largo plazo.  Si crees que esto se aplique para ti, comienza a dedicar el tiempo de la TV, diversión o actividades no productivas a planear tu opción B.

Sin importar cuál sea la razón por querer renunciar, sólo tú puedes determinar si debes irte.  Aprende a confiar en ti mismo y a tomar los pasos necesarios para vivir la vida que quieres.

19may/160

Cómo encontrar tu pasión para dedicarte a ello

Edith Gómez (@edigomben), editora en Gananci, apasionada del marketing digital y especializada en comunicación online nos envía un post de gran utilidad para identificar nuestra pasión profesional.

Afortunadamente, muchas personas tienen desde pequeños una pasión y a medida que van creciendo continúan con esa motivación. Sin embargo, otras personas tardan años luz en descubrir qué es lo que realmente les gusta y a lo que les gustaría dedicarse.

Existen incluso casos en los que las personas se hacen mayores y se dan cuenta de que aún no conocen sus inquietudes, ni cuál es su pasión en la vida. Esto es un grave problema y para evitar casos como estos, me gustaría ayudaros a todos a encontrar vuestra pasión profesional.

¿Te sientes desmotivado y estancado en tu trabajo? Si te sientes infeliz con tu trabajo es porque no tienes pasión por él. Todo el esfuerzo no va hacia la dirección que quieres, estás cansado de la rutina, pero no te atreves a romper con lo establecido porque estás atemorizado.

Quizás hayas elegido una carrera que no te motive o estés trabajando en algo que no te gusta, pero la buena noticia es que puedes cambiar tu vida, estás a tiempo de vivir feliz.

Tú eres el dueño de tus decisiones y si tu felicidad está en juego, debes actuar. Con esto tampoco quiero decir que dejemos el trabajo actual sin tener algo seguro, hay que tener un poco de sentido común.

¿Hay algún truco para encontrar la pasión?

Según un estudio realizado a 1218 estudiantes de grado, publicado en el Journal of Happiness Studies el pasado año, tener una pasión profesional es bueno, pero tener dos pasiones es aún mejor.

El estudio concluye con dos hipótesis: las personas que están satisfechas con sus vidas desarrollan más pasiones y las personas que potencian sus pasiones son las que están más satisfechas por ese motivo.

Por tanto, lo que se saca en claro de esto es que es mejor tener pasiones que no tenerlas. El problema es que no todo el mundo encuentra fácilmente una motivación especial.

4 consejos para encontrar una pasión en tu vida

1. Formúlate algunas preguntas

Esta serie de preguntas te ayudarán descubrir tu pasión en la vida. Puede que te lleve meses responderlas, pero el tiempo dedicado a hacerlo será muy valioso para ti:

-          ¿Llevas el timón de tu vida o te estás dejando llevar?

-          ¿Qué actividad harías sin recibir dinero a cambio?

-          ¿Con qué actividad se te pasa el tiempo rápido?

-          ¿Qué lees y te parece interesante?

-          ¿Envidias a alguien?

-          ¿En qué aspecto de tu vida desarrollas más tu creatividad?

-          ¿Qué se te da bien hacer y destacas por ello?

2. Da el paso

Si no le damos una oportunidad a las cosas, nunca sabremos si encaja con nosotros. Por tanto, no nos obsesionemos en cómo encontrar nuestra pasión y centrémonos en crearla. ¿Cómo? Saliendo de nuestra zona de confort, experimentando nuevas experiencias, profesiones y competencias prácticas, cambiando de sitio y manteniendo nuestra mente abierta.

3. Experimenta

No se trata de realizar miles de cursos, tener dos masters, dos carreras, sino de desarrollar habilidades. Si no sabes qué estudiar ni qué competencias elegir, sigue estos consejos que te ayudarán a encontrar tu carrera ideal.

Después, intenta especializarte hasta convertirte en alguien único e irremplazable.

4. Dedícale tiempo

Si le dedicas más tiempo a lo que te gusta, más dominarás el tema, mayor confianza en ti mismo tendrás y, por tanto, más experto serás en tu sector y más satisfecho estarás por el buen trabajo realizado. En consecuencia, tendrás un gran reconocimiento como experto y eso te ayudará a seguir creciendo.

Tú eres el primero que debes creer en ti y quererte para apasionar a los demás.