Blog Teleorientación UGR Centro de Promoción de Empleo y Prácticas, Vicerrectorado de Estudiantes. Universidad de Granada

29feb/1262

USAR LA RED PARA BUSCAR EMPLEO: Bolsas de Trabajo en Internet

Uno de los primeros recursos en los que se piensa cuando se habla de buscar trabajo en Internet son las Bolsas de Trabajo. No constituyen precisamente la herramienta más útil aunque si es la más conocida y empleada.

Los servicios “clásicos” de intermediación (Servicios Públicos de Empleo, Agencias de Colocación, Empresas de Trabajo Temporal) están sujetos a una normativa que regula su funcionamiento y forma de proceder. No pasa igual con las Bolsas de Trabajo en Internet a las que aquí nos referimos, o al menos estas normas de funcionamiento son bastante laxas. Eso ha provocado que surjan constantemente nuevas Bolsas de este tipo lo que produce en los demandantes de empleo cierto desconcierto y cansancio lógico al verse emplazados a rellenar sus datos (CV) en numerosas ocasiones y, con demasiada frecuencia, con escaso resultado.

Así, desde aquí solo cabe poner algo de orden en un recurso como este para sacarle el mejor partido posible. Para ello vamos a distinguir tres posibilidades de uso:

Usar razonablemente estas tres posibilidades significa, a nuestro entender, apuntarse tan solo a una de las bolsas generales, indagar si existe una o más bolsas específicas que se ajuste a nuestros intereses profesionales e inscribirse en ellas y, principalmente, usar los buscadores de ofertas. Usar los buscadores nos permitirá, en cierta medida, invertir el proceso de búsqueda que normalmente se sigue. Es decir, en lugar de apuntarme a numerosas bolsas de trabajo en Internet para ver sus ofertas, usemos los buscadores para poder ver todas las ofertas publicadas en red (ya filtradas por ocupación o área de actividad) y solo cuando vea alguna que realmente me interese tratar de completar sus requisitos (inscripción en bolsa de trabajo que la gestiona o comunicación directa con la empresa que la oferta).

No hay que volverse loco apuntándose a una infinidad de bolsas de trabajo ya que, como mencionábamos al principio, la relación esfuerzo requerido – eficacia suele ser desfavorable para nosotros, pero si resulta imprescindible rastrear bien la red en busca de ofertas que nos puedan interesar (los buscadores especializados de ofertas pueden ser más eficaces para ello).