Blog Teleorientación UGR Centro de Promoción de Empleo y Prácticas, Vicerrectorado de Estudiantes. Universidad de Granada

20feb/17181

El intérprete, ¿nace o se hace?

Aunque resulte algo obvio, la diferencia entre la interpretación y la traducción es algo evidente.

Por un lado, el traductor, con ayuda de diccionarios online, foros especializados y glosarios escribe su traducción en formato Word o en cualquier otro tipo de archivo. Y entre sus funciones está redactar, traducir y corregir sus textos antes de hacer la entrega al cliente. En la mayoría de los casos, el traductor trabaja desde casa, como autónomo, pasando horas y horas delante de su ordenador, y esforzándose día tras día para conseguir nuevos clientes o no, porque no da abasto, y está hasta arriba con el proyecto que tiene que entregar en un corto plazo de tiempo.

Por otro lado, la labor del intérprete es traducir oralmente lo que está pasando en ese momento.  A diferencia del traductor, el intérprete tiene un estilo de vida más dinámico, ya que tiene que moverse a los lugares donde va a prestar sus servicios y va a interactuar con otras personas. Si echamos la mente atrás, la interpretación tuvo su origen durante la Primera Guerra Mundial. Aunque antes, ya se conocía porque los comerciantes, embajadores y políticos ya la utilizaban a diario. Entonces, ¿estos políticos hacían de intérpretes sin haber estudiado la carrera? Ya desde hace algunos años, salió a debate si el intérprete se nace o se hace. Fue tanto el revuelo que se formó que aún hoy muchos nos seguimos haciendo esta pregunta.

Los que opinan que un intérprete se hace es porque piensan que:

-          Para ser un profesional de esta materia, se necesita tener unos estudios especializados adecuados

-          Y, obtener experiencia en ese campo

Según la otra postura, hay un tema que se les escapa a los que opinan así y es lo siguiente: Aunque todos los estudiantes reciban la misma formación y hayan tenido una experiencia similar, cada uno muestra capacidades y cualidades diferentes, y eso lleva a que se desenvuelvan unos mejor que otros. Los que opinan que se nace, son los que creen que el intérprete y el traductor tienen una habilidad innata sobre esa área, desde que nacen. Pero, quizás se les escape el siguiente argumento: estas personas que nacen con esa habilidad innata, necesitarán igualmente una educación formal para desarrollar y potenciar esas habilidades.

Desde el punto de vista de las instituciones académicas que imparten estos estudios, la interpretación y la traducción, ya sea una habilidad que se pueda adquirir o sea una habilidad innata, necesita ser estudiada, por lo que cualquier persona necesita de una formación académica para convertirse en un experto. Lo que da a entender que todo el mundo puede mejorar lo que ya sabe o aprender a hacer nuevas cosas, así que una formación académica resulta beneficiosa para ambas partes: personas con talento innato y personas que tienen interés en aprender sobre esa materia. Está claro que no todo el mundo que realiza esta carrera, va a traducir o interpretar con la misma calidad, ni tampoco nadie nace sabiendo varias lenguas, ni sabiendo traducir un texto jurídico, por ejemplo. Por tanto, para ejercer esta profesión se necesitan habilidades y conocimientos en lo que concierne al ámbito profesional, intelectual y social. Y hay que entender que tanto las habilidades como los conocimientos pueden desarrollarse tanto desde el nacimiento como con el paso del tiempo, a través del aprendizaje.

Por tanto, después de ver todas estas posturas, lanzo la siguiente pregunta para reflexionar: ¿crees que una persona con estudios en comunicación, con habilidad en idiomas y soltura en su forma de expresarse puede ejercer como intérprete?

Aunque haya carreras y otros estudios enfocados a la traducción e interpretación, hay otras vías para desarrollar trabajos de este tipo. Además de todo esto, esa persona deberá estar comprometida con su trabajo y demostrar su capacidad para hacerlo.

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Twitter: @edigomben