Blog Teleorientación UGR Centro de Promoción de Empleo y Prácticas, Vicerrectorado de Estudiantes. Universidad de Granada

23feb/11128

Soy Orientador, no sastre

 Estos días, con motivo de la aprobación del Decreto Ley de la reforma de las políticas activas de empleo, aparece en diferentes medios de comunicación, un mensaje que se repite con insistencia: los orientadores, a través de Itinerarios personalizados de Empleo, van a realizar un “traje a medida” para los desempleados. (ej.: Libertad digital http://www.libertaddigital.com/economia/los-itinerarios-individualizados-de-trabajo-un-orientador-por-cada-600-parados-1276414921/ ; Siglo XXII http://www.diariosigloxxi.com/texto-s/mostrar/13657/el-gobierno-afirma-que-los-itinerarios-personalizados-sern-trajes-a-medida-de-los-parados).

 Este tipo de mensajes dan lugar a importantes confusiones. Desde hace años (no es cosa de ahora) se ha puesto en marcha un sistema de orientación basado en la realización de de Itinerarios Personalizados de Inserción (como se le llama en Andalucía) o de Empleo (como se le denomina en el recién publicado Decreto Ley). Pues bien, en estos Itinerarios fallan varias cosas.

 El nombre. En mi opinión siempre es inadecuado. La existencia de un Itinerario significaría que tiene un inicio (punto de partida del usuario/a), una ruta (acciones concretas a realizar por los demandantes de empleo) y un final (el trabajo que nos espera al final del camino). Nadie está en condiciones de delimitar un camino claro hacia un trabajo. Si falla el objetivo final, lo más importante, quizás habría que buscarle otro nombre.

 El responsable. En todos los medios de comunicación se habla de la contratación de orientadores como responsables del diseño de un Itinerario personalizado de Empleo para cada parado. Pero en realidad, los orientadores no elaboran estos itinerarios, lo han de hacer los demandantes de empleo, que son realmente quienes se conocen a sí mismos, sus intereses, sus expectativas, su CV, … Los orientadores son solo una herramienta que facilita una más adecuada elaboración de ese plan (por parte del usuario): proporciona información, recursos, asesoramiento e incluso formación específica de utilidad para buscar trabajo. El verdadero sastre de cada Itinerario es el demandante de empleo.

 Empleo u ocupabilidad. Los orientadores son responsables de tratar de incrementar la ocupabilidad de los demandantes de empleo, es decir, de ayudarles a mejorar su información, recursos y habilidades personales para la búsqueda de empleo. Pero no son los responsables de dar trabajo a sus usuarios. Son las empresas o las administraciones (en caso de empleo público) las que dan trabajo.

 La contratación de orientadores, que me parece fenomenal, mejorará las competencias de búsqueda de empleo de los parados, les será de gran utilidad en su toma de decisiones y les ayudará a estructurar un mercado de trabajo complejo y con recursos muy variados y dispersos. Es decir, que si hay trabajos será más fácil para los parados dar con ellos. Pero no somos los garantes de ningún plan magnifico que finalice necesariamente en la consecución de un trabajo. Mandar ese mensaje a los ciudadanos puede generar confusión y malestar a todos.

 En la difícil situación actual a todos nos toca arrimar el hombro. Al demandante de empleo buscar y diseñar su propia ruta profesional y currarse la búsqueda de un trabajo. A los promotores de empleo (orientadores, intermediadores laborales, formadores, etc.)… ayudar lo más y mejor posible a los parados a optimizar los recursos existentes y a realizar una búsqueda más eficaz de empleo. Pero no olvidemos algo fundamental: ni unos ni otros creamos puestos de trabajo.  

 En los últimos 7 años he colaborado en la realización de más de 1000 Itinerarios Personalizados de Inserción. Realmente creo que mi tarea, como la de todos los orientadores/as, es de gran utilidad para moverse con ciertas garantías en este mercado de trabajo tan complejo, y así me lo han expresado con frecuencia las personas a las que he atendido. Pero eso sí, quede claro que yo no hago trajes (no creo trabajo), solo facilito herramientas para que cada persona pueda hacerse el suyo.

16feb/11648

USAR LA RED PARA BUSCAR EMPLEO: REDES SOCIALES Y PROFESIONALES

Retomamos nuevamente el post publicado en diciembre en el que se citaban 10 recursos para la búsqueda de empleo 2.0. Nos centramos ahora en las continuamente citadas redes sociales.

El hecho de que no deje de mencionarse continuamente la importancia de las redes sociales no significa, ni de lejos, que lo más habitual sea el buen uso de ellas. Entendámonos, esto de las redes sociales no es nuevo. Toda la vida (que expresión más añeja me ha salido, serán cosas de la edad) se ha insistido a las personas que buscan empleo de la gran importancia que tenía el establecimiento de contactos personales y de una red de conocidos que supieran de nuestra disponibilidad y perfil de cara a acceder a un mayor número de ofertas de empleo. Pues esto de las redes sociales de que tanto se habla ahora es lo mismo, respecto al concepto, aunque diferente, muy diferente, en la manera de hacerlo.

Tiende a pensarse que al establecer estas redes se prescinde del contacto personal con otras personas. Esto no es así, no debe ser así. La situación ideal pasa por combinar el uso de las herramientas de comunicación y contactos en red (Internet) con las habilidades sociales puestas en práctica con la asistencia (presencial) a actos y eventos en los que sea posible conocer a otros profesionales, empresarios y otras personas con las que se puedan producir coincidencias profesionales.

En la red no se está por estar. Es decir, si decidimos estar en las redes es preciso currárselo, pensar en nuestras motivaciones y tratar de diseñar una estrategia que realmente pueda sernos útil para lograr nuestros objetivos (búsqueda de empleo, establecimiento de contactos profesionales de interés, etc.). Las redes sociales tienen también un componente de generosidad que es preciso no obviar. Se usan estas redes no solo como medio para solicitar cosas (empleo, recursos, contactos) sino que también es conveniente aportar, comparte tu información, tus recursos, tus opiniones (entendidas en el sentido más productivo posible).

Entre las herramientas de la red 2.0 para constituir y consolidar nuestra red de contactos encontramos:

Facebook: aunque empieza a usarse para difundir el CV, su principal característica, la indiscreción, así como el inadecuado uso que con frecuencia se hace de sus opciones de privacidad y confidencialidad nos hace considerarla en un segundo plano para buscar empleo. Lo bueno (aunque esto es un arma de doble filo) es que todo el mundo puede enterarse de todo lo que pongamos en nuestro muro de manera muy rápida.

Twitter: recientemente se ha agregado a esta red un uso que puede ser interesante, el Twitter Pitch. Se trata de un resumen del CV limitado a los 140 caracteres permitidos por esta red. En un espacio tan reducido solo cabe ofrecer un par de titulares de nuestro perfil y añadir alguna forma de contacto (ej.: blog o web personal). Suficiente para llamar la atención de las empresas y facilitarles el acceso a información más completa si les interesa. En este enlace se describe mejor esta nueva posibilidad: http://www.seniorm.com/disena-tu-%E2%80%9Ctwitter-pitch%E2%80%9D-y-preparate-para-buscar-y-encontrar-empleo.html.

Linkedin y Xing: se trata de las dos redes profesionales con más tirón y presencia en Internet. Sus opciones de seguridad y de privacidad, así como las posibilidades de buscar e interactuar con otras personas con intereses profesionales similares, les aportan un interesante punto de interés. Su progresión en estos años está siendo exponencial, y es usada tanto por candidatos/as como por empresas. En el blog de recursos humanos de Juan Martínez hay un interesante post referido a las peculiaridades y diferencias de estas dos redes: http://www.elblogderrhh.com/2010/10/diferencias-entre-linkedin-y-xing.html.

Otras redes profesionales: en ocasiones puede resultar más interesante ser partícipe de pequeñas redes referidas a ámbitos muy concretos. Empiezan a proliferar redes de todo tipo: de teletrabajadores (http://www.teletrabajador.net/), informáticos (http://es.debugmodeon.com/), autónomos (http://www.perfiles-autonomos.com/), médicos (http://www.medbook.com/), maestros y profesores (http://www.exchange.smarttech.com/index.html#tab=0), arquitectos e ingenieros (http://tecnitool.es/), etc. Busca tu red, se activo en ella. Eso te permitirá estar al día respecto a los recursos profesionales que puedan interesarte y, en muchos casos, te facilitarán el acceso a ofertas de empleo.

La red 2.0 abre nuevas vías para el desarrollo de nuestra red de contactos personales y profesionales. Hay que usarla. Pero hay que hacerlo de manera racional y siguiendo una estrategia que realmente sea acorde con nuestros objetivos.

9feb/112509

413 y el Andalucía Orienta

413 es la cifra mágica. De los 1500 promotores/as de empleo que, según el Real-Decreto-ley 13/2010 referido a actuaciones en materia de empleo, el Gobierno va a financiar en todo el territorio nacional, 413 son para Andalucía (el 27%). Esto significa que próximamente las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo va a incorporar a 413 técnicos de apoyo para ayudar a los demandantes de empleo en su proceso de inserción (intermediación y orientación). Dichos Promotores/as de Empleo habrán de ajustarse al siguiente perfil:

- Desempleados/as e inscritos en el Servicio Andaluz de Empleo. Y que tengan inscrita en su demanda de empleo alguna de las siguientes ocupaciones: Agente de Oficina de Colocación; Orientador Profesional para la Inserción; Técnico Medio en Orientación Profesional; Técnico Medio en Recursos Humanos o Técnico Superior en Recursos Humanos.

- Titulados/as universitarios/as de primer ciclo o equivalente.

- Experiencia laboral mínima de 6 meses en alguna de las ocupaciones antes citadas.

Más detalles en http://www.facebook.com/notes/empleo-andalucia/informacion-sobre-seleccion-de-413-promotoresas-de-empleo-para-las-oficinas-del-/142915305770244

La selección de los candidatos/as se realizará desde las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo. Tan solo falta por saber (imáginamos que pronto se hará público) el contenido del baremo que el Servicio Andaluz de Empleo usará para la asignación de plazas.

Entendemos que la contratación de estos profesionales significa dos buenas noticias, una (principal) para los demandantes de empleo, que contarán con más personas (técnicos) que les puedan ser de ayuda en su búsqueda de trabajo; y otra (más egoísta) para los numerosos titulados con perfiles similares a los solicitados y que podrán tener una oportunidad para volver a poner en marcha sus habilidades y conocimientos como promotores/as de empleo.

Ya solo nos queda un pequeño resquemor: ¿qué pasa con el Andalucía Orienta? En nuestra Comunidad Autónoma se celebraba hace poco el cumplimiento de 10 años de un Programa de Orientación que funciona en toda Andalucía y que trata de aunar los esfuerzos de diferentes entidades y administraciones para ofrecer servicios de Orientación Laboral. Los 413 promotores comprometidos para Andalucía van destinados a las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo, y ninguno dentro del Programa Andalucía Orienta.

Sería muy interesante que las diferentes entidades colaboradoras del Programa Andalucía Orienta pudieran ver también incrementado el número de orientadores/as disponibles. Completar el refuerzo de técnicos en las oficinas SAE con el refuerzo de técnicos dentro del Andalucía Orienta parece lo más razonable.

En definitiva, se trata de sumar esfuerzos para tratar de frenar la sangría de parados que se produce en Andalucía. Que vengan más iniciativas como esta.

2feb/11233

LA FORMACIÓN ON-LINE

  Viene siendo habitual que cuando se habla de Formación on-line se haga con cierto recelo, como considerándola una especie de segundo plato en caso de no ser posible realizar un determinado curso de manera presencial.

 El hecho de que un determinado curso se realice de manera virtual, no tiene porqué significar, ni mucho menos, que sea de menor calidad que otro presencial. La valoración de determinada acción formativa sigue estando en función de elementos que no guardan relación con el hecho de que sea presencial u on-line. La calidad de los materiales, de los docentes, de las herramientas que se pongan a disposición del alumnado, la calidad de las infraestructuras usadas (ya se trate de un edificio o de una Plataforma de formación); esto es lo que ha de valorarse.

 A lo largo de mi vida he tenido ocasión de realizar numerosos cursos tantos presenciales como on-line y puedo asegurar que en ambos casos he tenido la suerte y la desgracia de ver el cielo (cursos realmente buenos) y el infierno (cursos muy malos). Lo mejor es tratar de desprenderse de los prejuicios e intentar ser objetivo buscando información que nos ayude realmente a ponderar si tan o cual actividad formativa (presencial u on-line) puede o no ser interesante.

 Rota esta pequeña lanza a favor de la formación on-line, termino con una referencia. Aunque hace ya bastantes meses que no salía ningún curso de formación a distancia de los financiados por la Junta de Andalucía (es decir gratuitos para el alumnado), precisamente en estos días se ha publicado una nueva oferta de formación on-line que la Consejería de Empleo denomina de la “Sociedad del Conocimiento”. Como decía antes, habrá de todo pero sigue mereciendo la pena echar un vistazo porque puede haber cosas muy interesantes. http://www.juntadeandalucia.es/empleo/www/formacion/cursos_indice.php?nav=1&valnav=1&idreg=71.